Opciones de impresión:

Gambas al ajillo, plato estrella de la cocina española

gambas-ajillo

De esos platos emblemáticos que hay por la geografía española, uno de los más populares es sin duda las Gambas al Ajillo.

Seguro que no puedes parar de salivar pensando en esa combinación perfecta de gambas frescas bañadas en aceite de oliva, con un sutil aroma a ajo; desde la mesa piden a gritos que empieces a partir pan.

Las gambas al ajillo son un plato perfecto para servir como aperitivo o entrante. Puedes variar el nivel de picante a tu gusto, y sustituir las gambas por langostinos o gambones.

Se puede utilizar marisco congelado, aunque si es fresco sabe mucho mejor. También es muy importante no tirar las cabezas de las gambas, las usaremos para preparar otras recetas, como Aceite infusionado de gambas o un buen fumet que nos servirá para guisos o arroces.

Es tradición hacerlas en una cazuela de barro, pero si no tenéis por casa no os preocupéis, en una sartén normal quedan perfectas.

¡Y ahí lo tienes! Una receta fácil y rápida para preparar unas gambas al ajillo. Este plato es ideal como entrante o acompañamiento ¡Buen provecho!

Calificaciones 5 desde 3 votos
Método de cocción
Tipo de cocina
Dificultad Principiante
Tiempo
Tiempo de preparación: 10 minuto(s) Tiempo de cocción: 10 minuto(s) Tiempo total: 20 mins
Raciones 2
Mejor temporada Adecuado durante todo el año
Descripción

Cómo preparar Gambas al Ajillo. Sigue paso a paso la receta de este aperitivo tradicional de la cocina española.

Ingredientes
  • 250 gramos gambas
  • 4 dientes ajo
  • 3 guindillas
  • AOVE
  • sal
  • perejil
Elaboración
  1. Pelamos las gambas y les quitamos el hilo intestinal.

    Pelamos y laminamos los dientes de ajo.

    Opcionalmente podemos cortar las guindillas en rodajas, dependiendo del nivel de picante que prefieras (las semillas de su interior pican más)

  2. ajo-guindilla

    En una sartén grande a fuego medio, calienta el aceite de oliva.

    Añade los ajos picados y las guindillas.

    Cocina el ajo hasta que comience a dorarse, pero cuidado de no quemarlo.

  3. gambas-ajillo-sartén

    Incorpora las gambas limpias a la sartén y sazónalas al gusto.

    Cocina las gambas durante 2-3 minutos por cada lado, hasta que adquieran un tono rosado y estén completamente cocidas.

    Asegúrate de no pasarte con la cocción para mantener su textura jugosa.

    Justo antes de retirar la sartén del fuego, espolvorea el perejil fresco picado sobre las gambas para añadir un toque de frescura y color.

Palabras claves: gambas, ajo, guindilla
Ana Belén

Creadora de este blog de gastronomía que intentará hacerte salivar desde el primer momento. Me muevo entre ollas y sartenes, a la vez que estoy en constante búsqueda de las mejores experiencias gastronómicas. ¡Soy como una guía turística de los sabores!

  Para saber más...