Alcachofas en salsa de setas

alcachofas-salsa-setas pinit

Las alcachofas, con su corazón tierno y sabor inconfundible, son las protagonistas de este plato. Originarias del Mediterráneo, estas flores comestibles se han ganado un lugar especial en la gastronomía española. Son ricas en fibra, potasio y vitamina C, todo un aliado para la salud digestiva y cardiovascular.

Las Alcachofas en salsa de setas, se pueden tomar como aperitivo, solas sobre una tosta de pan crujiente. Pueden servir como plato principal, combinadas con pasta o quinoa. O guarnición para acompañar carnes, pescados o arroces, como este risotto con papada curada.

Las setas, apreciadas desde la antigüedad por su sabor y valor nutritivo, aportan a este plato el toque umami que lo hace irresistible. Las he empleado, junto a unas verduras, para hacer el caldo donde cocer las alcachofas. Las mías eran deshidratadas, pero si están en temporadas puedes utilizar también setas frescas.

Como las alcachofas irán partidas en cuartos, una vez doradas en la sartén estarán listas en 10 minutos. El resultado son unas alcachofas tiernas bañadas por una salsa cremosa de setas.

Esta receta, como las alcachofas en escabeche,  es apta para vegetarianos, convirtiéndola en una opción ideal para un menú sin carne.  Además, su sencilla preparación la hace perfecta para sorprender a tus invitados sin pasar horas en la cocina.

Disfruta de estas alcachofas en salsa de setas preparadas en tan solo 20 minutos ¡Atrévete a probarlas y déjate sorprender!

Alcachofas en salsa de setas

Cómo preparar Alcachofas en salsa de setas. Sigue paso a paso la receta de este plato vegetariano que podrás tomar como aperitivo o acompañamiento.

alcachofas-salsa-setas
Tiempo de preparación 10 mins Tiempo de cocción 15 mins Tiempo total 25 mins Dificultad: Principiante Raciones: 2 Mejor temporada: Otoño Alimentación:

Ingredientes

Elaboración

  1. Limpia las alcachofas, elimina las hojas exteriores duras y corta las puntas. Pelar el tallo y córtalas en cuartos. Ponlas en agua con limón o perejil para evitar que se oxiden.

  2. Para el caldo de setas, pon en una olla mediana agua a calentar, pela y trocea el puerro y las zanahorias e incorpóralas junto con las setas. Si son secas primero tendrás que volver a hidratarlas poniéndolas en agua templada 15 minutos antes. Haz aproximadamente un litro de caldo, te servirá para preparar otras recetas, como un risotto.

  3. Escurre el exceso de agua de las alcachofas, salpimienta y pásalas por harina. Fríelas en una sartén con poco aceite hasta que estén doradas. Escurre sobre papel absorbente.

    alcachofas-fritas
  4. Incorpora 150 ml de caldo de setas a las alcachofas fritas. Cuece durante 10 minutos o hasta que espese y tome una consistencia de salsa.

    alcachofas en salsa de setas
Palabras claves: alcachofas, setas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, tu correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información, revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.