El sabor tradicional de los caracoles en salsa con hierbabuena

caracoles en salsa con hierbabuena pinit

Las recetas tradicionales, como es el caso de estos Caracoles en salsa con hierbabuena, son un tesoro invaluable que guarda el saber hacer de las recetas transmitidas de padres a hijos.

Todos sabemos quiénes son los caracoles, esos inquilinos de las macetas, los que se comen las lechugas que has plantado, o los que después de llover hacen carreras a cámara lenta.

Lo que quizás no sabrás es la gran cantidad de recetas que se pueden preparar con ellos. Forman parte de la gastronomía tradicional de países como España, con sus Caracoles en salsa con hierbabuena, Francia, con sus caracoles a la Bourguignon o Portugal, con sus caracoles con ajo.

Su consumo se extiende desde la prehistoria, cuando las sociedades recolectoras los incluían en su dieta, pasando por la antigua Roma hasta la época actual. Aunque quizás no siempre sean el primer plato que viene a la mente al pensar en delicias gastronómicas.

Caracoles en salsa: ¡que no te falte esta receta en Semana Santa!

En nuestro país, los caracoles gozan de gran popularidad, especialmente en regiones del Levante y Andalucía. Su consumo se asocia principalmente a la Semana Santa, época en la que se preparan guisos y recetas tradicionales con este ingrediente como protagonista. Comer Caracoles en salsa con hierbabuena, es una tradición que se repite año tras año en muchas familias. Aunque también tiene que ver con la estacionalidad, ya que la primavera es la mejor época para consumirlos. Los caracoles están más activos y tiene mejor sabor.

Un buen consejo a la hora de preparar los caracoles, independientemente de la receta que vayas a realizar, es limpiarlos bien para asegurarte de que no quede rastro de suciedad, aquí tienes una Guía detallada para limpiar caracoles antes de cocinarlos.

Si, como en el caso de esta receta de Caracoles en salsa, vas a utilizar alguna hierba como la hierbabuena, mejor que sea fresca, realzará el sabor de la salsa.

Y si quieres probar este plato, pero tienes intolerancia al gluten, puedes espesar la salsa con almidón de maíz en lugar de harina de trigo.

En la zona del Mediterráneo, es costumbre disfrutar este plato de Caracoles en salsa con hierbabuena, acompañados de un vino blanco fresco y pan recién horneado. Estos Caracoles maridan perfectamente con un vino blanco seco como un Chardonnay o un Sauvignon Blanc. La frescura y acidez del vino complementan la riqueza de la salsa y realzan los sabores de los ingredientes.

¡Buen provecho!

El sabor tradicional de los caracoles en salsa con hierbabuena

Cómo preparar Caracoles en salsa con hierbabuena. Sigue paso a paso esta receta que te transportará a la cocina española de antaño....

caracoles en salsa con hierbabuena
Tiempo de preparación 15 mins Tiempo de cocción 15 mins Tiempo total 30 mins Dificultad: Principiante Raciones: 4 Mejor temporada: Primavera

Ingredientes

Elaboración

  1. En una olla con agua, ponemos a calentar los caracoles con las hojas de laurel.

    Picamos la cebolla y los dientes de ajo finamente. Rallamos el tomate y picamos finamente la hierbabuena.

    caracoles-olla
  2. Empezamos a hacer el sofrito en una sartén con aceite. Ponemos la cebolla y cuando esté transparente incorporamos el ajo. Tras unos minutos añadimos una cucharada de harina y removemos.

    Echamos el pimentón, la pimienta y la guindilla, removemos. Agregamos el tomate rallado y cocinamos hasta que espese.

    sofrito-caracoles
  3. Incorporamos la salsa a la cazuela con los caracoles; cocemos durante 15 minutos a fuego lento. 5 minutos antes de terminar añadimos la hierbabuena.

    plato-caracoles
Palabras claves: caracoles, hierbabuena, tomate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, tu correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información, revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.